La Ley sancionada para ampliar electrificación rural en Bolivia beneficia la línea de trasmisión Padilla – Monteagudo

Electrificaión 2

La Cámara de Senadores sancionó este martes el proyecto de Ley que aprueba el contrato de préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al Estado Plurinacional de Bolivia por la suma de 100 millones de dólares para financiar la ejecución del Programa de Electrificación Rural II en el país. Con la norma, el departamento de Chuquisaca se beneficiará con la ejecución del proyecto de la línea de trasmisión de alta tensión  Padilla – Monteagudo – Camiri (Santa Cruz).

La ley, enviada al Órgano Ejecutivo para su promulgación, indica que el programa financiará el incremento de la capacidad de la línea de transmisión en 115 kilovoltios (kV) de Padilla – Monteagudo – Camiri que extiende en 130 kilómetros la línea Sucre – Padilla.

“La línea de transmisión permitirá la conexión entre Padilla (Sistema Interconectado Nacional) y los Sistemas Aislados de Muyupampa, Monteagudo y Camiri, con una capacidad de 25 mega voltio amperio (MVA) y tres subestaciones”, precisa el informe de la Comisión de Planificación del Senado.

El componente de incremento de la capacidad de transmisión hacia áreas rurales contempla un financiamiento de 30 millones de dólares, del cual, 26 millones de dólares se destinan para la línea de transmisión de alta tensión Padilla – Monteagudo – Camiri y sus subestaciones correspondientes.

Al respecto, la jefa de bancada nacional del MAS-IPSP en la Cámara de Senadores, Nélida Sifuentes Cueto, destacó el trabajo del gobierno nacional de gestionar el financiamiento para ampliar el acceso de los habitantes de las áreas rurales al servicio básico de energía eléctrica.

“La Cámara de Senadores sancionó esta ley que va a permitir a las familias de las provincias tener luz en sus casas y utilizar para potenciar el desarrollo rural con diferentes programas económicos y productivos. Esto se hace realidad gracias a las gestiones del gobierno que piensa en todos los habitantes del país”, declaró.

El objetivo del Programa de Electrificación Rural II es incrementar el acceso a la energía eléctrica en las áreas rurales Bolivia, que a su vez permitirá la integración de la población a los servicios públicos y sociales, así contribuir a la reducción de los niveles de pobreza.

Asimismo, el programa de electrificación, con el componente de mayor capacidad de transmisión de electricidad, incrementará el consumo de energía eléctrica en temas productivos en las zonas rurales del país.

Es así que se fomentará los usos productivos de la electricidad como la asistencia técnica para el diagnóstico, el diseño y la implementación de estrategias con enfoque de género, dice el fundamento de la ley sancionada.

Los proyectos de extensión de las redes de distribución deberán ser presentados por los Gobiernos Autónomos Departamentales a la Unidad Ejecutora de Proyectos del Viceministerio de Electricidad y Energías Alternativas, para su aprobación del financiamiento.

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, a través del TGN y ENDE, asumirá el repago de las obligaciones contraídas en la ejecución del contrato de préstamo.