Anulan la licitación de doble vía a Yamparáez

nota67752_imagen0_x5
CARRETERA. La actual ruta hacia el aeropuerto Alcantarí es de una sola vía y hay un incremento en el tránsito

Por Correo del Sur.-

La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) anuló el contrato de la Constructora Villacreces Andrade S.A., diez días después de que se adjudicara la construcción de la doble vía Sucre-Yamparáez. La asesoría jurídica de la estatal de caminos observó tres puntos en el Documento Base de Contrataciones (DBC) y recomendó volver a licitar la obra. El vicepresidente de la Brigada Parlamentaria, Horacio Poppe, anunció investigación al sospechar de irregularidades, mientras otros parlamentarios y dirigentes cívicos piden volver a licitar el proyecto a la brevedad posible.

El lunes 14 de agosto, el responsable del proceso de contrataciones en licitaciones públicas (RPC) de la ABC, Jonatan Lazarte, mediante una resolución determinó en su primer artículo, anular el proceso de licitación pública internacional de la construcción de la doble vía Sucre-Yamparáez (con condición suspensiva) hasta el vicio más antiguo, que en este caso es la elaboración del documento base de contrataciones.

Según el informe al que accedió CORREO DEL SUR, la Gerencia Nacional de Proyectos y Tecnología Vial estableció la necesidad de “optimizar” el DBC al haberse identificado “ciertos aspectos técnicos” que “mejorarían el proceso de contratación”.

Las observaciones: en el DBC, en el tema de personal técnico (de la empresa constructora), se considera la participación únicamente de profesionales con título de ingeniero civil; mientras que para otros cargos no se necesita especificar muchos detalles ya que son personal clave que no necesita de aclaración.

En cuanto al pago a la empresa constructora, en el DBC se debe aclarar que si el costo total es en dólares, debe estar estipulado en el contrato que se pagará en moneda nacional y al tipo de cambio que establezca el Banco Central de Bolivia en el momento de la cancelación, reza el documento.

Por estos argumentos, se recomendó anular la convocatoria y retornar al vicio más antiguo, es decir hasta la elaboración del DBC.

El pasado 4 de agosto, se conoció que la empresa ecuatoriana Constructora Villacreces Andrade S.A. ganó la licitación para construir la doble vía Sucre-Yamparáez, cuya inversión asciende a $us 64 millones; se tenía previsto que la obra esté concluida y entregada el 30 de septiembre de 2019. La empresa ecuatoriana propuso un presupuesto de $us 64.771.581, casi $us 4 millones menos del precio referencial que fue de $us 68.622.396.

El vicepresidente de la Brigada Parlamentaria, Horacio Poppe, solicitó sanción para los funcionarios encargados de la elaboración del DBC ya que problemas de forma no pueden derivar en anulaciones de contratos; adelantó una investigación exhaustiva a esta resolución de la ABC ya que sospecha que la constructora ecuatoriana no habría querido cancelar “la coima o el diezmo que se acostumbraría pagar”.

“En el fondo, y luego de haber consultado con ingenieros, no quisiera creer que le anularon el contrato a la empresa porque se negó a pagar la coima, es algo que se comenta constantemente, cuando la empresa se niega a pagar le anulan el contrato con cosas banales como ha sucedido con la empresa ecuatoriana”, expresó Poppe.

UNA NUEVA LICITACIÓN

La senadora del MAS Nélida Sifuentes; el secretario de Obras Públicas de la Gobernación, Carmelo Valda, y el presidente del Comité Cívico de Intereses de Chuquisaca (CODEINCA), Freddy Montero, desconocían ayer la anulación del contrato con la empresa ecuatoriana, pero coincidieron en sostener que se debe realizar las modificaciones al DBC y de inmediato realizar una nueva licitación.

Montero anunció que se comunicarán con el Ministerio de Obras Públicas para conocer a detalle la suspensión y adelantó un seguimiento a este proceso.

Valda dijo que pedirán un informe y cree que si es necesario arreglar los errores que están en el DBC y licitar nuevamente la obra para evitar posteriores problemas, la decisión está en la ABC ya que es la encargada de la administración del proyecto.

“Pediremos que paralelamente se liciten la supervisión y la construcción de la obra”, concluyó.