Conalcam evaluará los pros y contra de un nuevo referendo

f700x390-144929_183947_50
ARCHIVO ABI . En congreso, el MAS proclamó a Evo como candidato para el 2019.
Las organizaciones sociales afines al MAS evaluarán “con sus bases” los pros y contra de una nueva consulta para habilitar al presidente Evo Morales a los comicios de 2019. El objetivo es evitar errores y una derrota, como ocurrió en el referendo constitucional del 21 de febrero de 2016.
La ejecutiva nacional de las Bartolinas, Juanita Ancieta, explicó que la evaluación permitirá identificar si es conveniente o no que Morales se someta a un referendo o se habilite por renuncia.
“Nuestras bases nos han reñido, nos dijeron: ‘¿por qué han decidido sólo los de arriba?, ¿por qué no han consultado a las bases?, nosotros hubiésemos dicho que no es el momento de un referendo’, por eso  junto a ellos se analizará”, explicó Ancieta, que anunció que en febrero se reunirá la Conalcam para conocer la opinión de “las bases”.
En esa misma línea, la jefa de bancada del MAS y senadora Nélida Sifuentes  indicó que las conclusiones de la evaluación permitirán al MAS identificar cuál es el mejor mecanismo para que Morales quede habilitado.
“Se va hacer un análisis porque no se sabe aún cuál de las alternativas se va a tomar, la alternativa que tomemos será consensuada, unánime, en una sola línea, para que podamos informar al pueblo boliviano, por ahora tenemos las cuatro vías para habilitar a Morales en los comicios de 2019”, manifestó.
Feliciano Vegamonte, ejecutivo nacional de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), explicó que los dirigentes que participaron del congreso nacional del MAS -que se realizó en diciembre pasado en Montero-  están socializando los cuatro mecanismos que se aprobaron para que Morales postule en los próximos comicios.
La primera vía que el MAS plantea es la reforma parcial del artículo 168 de la Constitución mediante iniciativa ciudadana. La segunda consiste también en la reforma del artículo 168 de la CPE mediante aprobación de una ley en la Asamblea Legislativa con dos tercios de voto.
El tercer camino es la habilitación por renuncia y la cuarta es mediante una interpretación constitucional solicitada al Tribunal Constitucional.
El análisis de las cuatro vías, los pros y contra de un nuevo referendo, según Sifuentes, evitará que se comentan errores. “El anterior referendo fue muy a destiempo, porque apenas habíamos ingresado a la gestión y plantear un referendo, a lo menos plantear solo para el Presidente y Vicepresidente tal vez fue un error”, dijo Sifuentes,
  Vegamonte adelantó que a mediados de este año definirán la vía para habilitar a Morales.