Página Siete: “Opositores: El MAS se aferra al poder para no rendir cuentas”

Por Página Siete.-

f300x0-129778_129796_76
En diciembre será el congreso del MAS, en Santa Cruz.
 Tres legisladores de oposición reaccionaron ayer ante la noticia de que el Movimiento Al Socialismo (MAS) analizará en su próximo congreso “100 resoluciones” de sectores sociales en las que se  pide otra reelección del presidente Evo Morales. Los diputados consideran  que el masismo se “aferra al poder” para no rendir cuentas en un futuro.
 “Esta es una muestra desesperada de aferrarse a la silla. Cuando digo silla, estoy  hablando  de un interés particular corporativo de una élite que no quiere dejar el poder y que utiliza como pretexto al pueblo boliviano para quedarse en Palacio de Gobierno”, sostuvo  la diputada Lourdes Millares.
  Su colega Rafael Quispe afirmó que “el pueblo boliviano ya  dijo No el 21 de febrero” en el referendo constitucional, y  agregó que el MAS apuesta a la reelección de Morales para no rendir cuentas ante la justicia por los supuestos casos de corrupción, como el que se investiga en torno al ex Fondo Indígena.
 “Para no ser juzgados, tienen que mantenerse en el poder. El día que salgan del poder, ese día se abre la caja de pandora y varios van a ir, pues, presos. La cárcel de San Pedro va a quedar muy pequeña para ellos”, expresó.
 La legisladora Norma Piérola  aseguró que el masismo “se aferra al poder para tapar la tremenda corrupción y garantizarse impunidad”. La autoridad expresó que en filas del partido oficialista “saben que si no va Morales, van a tener que poner a cualquiera. Ése es el nacimiento y la muerte prematura del MAS… El objetivo central es garantizarse impunidad y tratar de tapar toda la corrupción generalizada del Gobierno”, manifestó.
Identifican una estrategia
Miralles sostiene que durante los últimos 10 años de Gobierno se desaprovechó la bonanza económica y el Estado no pudo consolidar las autonomías. Además de aquello, considera que  la imagen de Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera está “en franco desgaste”, por lo que cree que el MAS despliega una estrategia para reposicionar a sus líderes.
  “El Gobierno está intentando vender nuevamente una oferta electoral al país. El tema mar no fue suficiente para mantener la fidelidad del voto de la ciudadanía”, expresó Miralles.
 ¿100 o 1.000 resoluciones?
El número 100 es una cifra reveladora para Quispe debido a que sostiene que en Bolivia hay miles de organizaciones y sectores sociales. Agrega que el contar con esa cantidad de resoluciones pone en evidencia que el respaldo al masismo mermó incluso en sus filas.  “Los sindicatos y las organizaciones son miles. Si tienen 100, eso quiere decir que hay muy poca gente que le está apoyando. Eso debe haber en una sola provincia, y da lástima que no tiene el  apoyo como tenía en 2004-2005”, afirmó.
Piérola manifiesta que el camino hacia otra reelección de Morales es complejo  y reflexiona  que cambiar la Constitución Política del Estado para posibilitar aquello  será una tarea difícil para el MAS.
“Así el MAS tenga 100 resoluciones,  hasta 1.000 también puede conseguir  el 10%, o menos, que son los cocaleros e interculturales, le significa que pueden disponer ellos la modificación de la Constitución. Cualquier forma de modificación requiere de referéndum aprobatorio(…)”, indicó a la diputada opositora.
La  polémica
  • La noticia El viernes, el MAS anunció que analizará en su congreso interno de diciembre las “100 resoluciones” de las  organizaciones sociales que piden otra reelección de Evo Morales.
  • Pronunciamientos Las Seis Federaciones del Trópico, la Federación de Campesinos de Potosí y las Bartolinas anticiparon ya  que recolectarían firmas para impulsar una iniciativa popular para otra reelección de Morales.
  • Oposición  Legisladores opositores detectan que el MAS se aferra al poder para garantizarse “impunidad” por  supuestos  casos de corrupción.