Morales expresa su deseo de que nunca se repitan actos de racismo y discriminación en Bolivia

004fSucre, 24 may (ABI).- El presidente Evo Morales expresó el martes su esperanza de que nunca se repitan actos de racismo y discriminación en Bolivia, en referencia al 24 de mayo de 2008, cuando en un grupo radical agredió y humilló a más de medio centenar de campesinos que aguardaba al presidente Evo Morales en la ciudad de Sucre.

En un acto en el que entregó obras en la provincia Oropeza de Chuquisaca, el Jefe de Estado recordó ese hecho que conmocionó al país y al mundo en pleno siglo XXI.

“Yo venía a entregar con motivo del aniversario a Chuquisaca ambulancias acá en Sucre, sabía que los compañeros estaban contentos porque por primera vez iban a recibir ambulancias (…) y ahí viene esta agresión y discriminación al movimiento campesino indígena y originario, esperamos que nunca más se repita”, mencionó.

Morales dijo que ese hecho no fue ejecutado por el pueblo de Sucre y Chuquisaca, sino por pequeños grupos liderados por autoridades opositoras a su Gobierno.

El Mandatario recordó que, para evitar ese tipo de expresiones violentas, que manchan la historia de Bolivia, la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) aprobó una ley que establece el Día Nacional Contra el Racismo y toda forma de Discriminación.

“(Ese día fue creado) para que nunca más haya represión y discriminación especialmente al movimiento campesino originario”, indicó.

El Día Nacional Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación se recuerda en Bolivia cada 24 de mayo a raíz de un hecho que marcó la historia boliviana en 2008 por los vejámenes que sufrieron más de 50 campesinos en la ciudad de Sucre cuando fueron recibidos a golpes por algunos grupos radicales y conducidos por la fuerza a la plaza 25 de Mayo, donde fueron obligados a desnudarse y pedir perdón, para luego sufrir una serie de maltratos físicos y psicológicos.