La “agenda regional” de Chuquisaca

nota31574_imagen0_x5
CAMPAÑA. Una de las actividades proselitistas del Movimiento Al Socialismo en Sucre, que controla todos las alcaldías

Por Correo del Sur.

Las “eternas” demandas de Chuquisaca aún no pueden  ser concluidas tras años de anuncios y compromisos. En los diez años de gestión del actual Gobierno, los de mayor bonanza económica de las últimas décadas, tampoco se han concretadolos anhelos chuquisaqueños; si bien se registran importantes avances, estos caminan a paso lento y algunos siguen dando dolores de cabeza. El aporte del MAS, por otra parte, a la generación de nuevos proyectos visionarios para el desarrollo de la región tampoco ha sido determinante.

En 2005, según la Agenda Regional que elaboró el Comité Cívico ese año, las principales demandas de Chuquisaca estaban relacionadas con la Diagonal Jaime Mendoza, el campo Margarita, el aeropuerto de Alcantarí, el Centro Internacional de Convenciones y Cultura (CICC), el proyecto Sucre III, la sequía en el Chaco y la ciudadela judicial.  Todos esos proyectos siguen en agenda y se han venido repitiendo desde entonces.

En 2005, la región pedía la ejecución del tramo Tarabuco-Zudáñez. La ruta se construyó, pero hubo que esperar largos años y el resto aún sigue dando dolores de cabeza. Padilla- El Salto está en construcción, pero para el resto Chuquisaca todavía deberá esperar más años. En diez años, la
Diagonal sigue quitándole el sueño a los chuquisaqueños.

En 2005, la región reclamaba por las regalías del campo gasífero Margarita, compartido con Tarija. La administración del MAS recién pudo conseguir que la región cobre en 2012. También se tardó en gestionar ese asunto.

Hace diez años, Chuquisaca demandaba un aeropuerto internacional. El MAS logró gestionar el proyecto, pero también se demoró en terminar el mismo. La obra debía ser inaugurada en 2014 y hasta la fecha continúa sin estrenarse. Con todo, el partido oficialista considera a la obra uno de sus logros más importantes en la última década.

El CICC también era un sueño en 2005. La obra comenzó a ejecutarse antes de que el MAS tomara el poder, continuó ejecutándose durante todo este tiempo y recién este año pudo ser estrenado. Hubo que esperar casi diez años. Igual, ya está hecho.

El proyecto Sucre III no registró grandes avances en los últimos diez años. Sucre continúa esperando por la ejecución del proyecto. Aun así, el MAS puso como una de sus prioridades al proyecto.

La sequía en el Chaco, como hace diez años, continúa castigando a los habitantes de esa región. El MAS no hizo mucho para resolver el problema de manera definitiva o como esperaba esa región.

En 2005, aunque con el nombre de fórum judicial, la región también demandaba nueva infraestructura para el Poder Judicial. Diez años después, sigue sin ejecutarse. El MAS también lo puso como una de sus prioridades y se plantea comenzar a construirlo próximamente.

La deuda de ELAPAS, que también aparecía en la Agenda de 2005, sigue generando preocupación. El MAS “bolivianizó” la deuda, pero los sucrenses siguen pagándola.

La lista de demandas de 2005, un año antes de que el MAS tomara el poder, en 2006, es más larga. Algunos proyectos lograron concretarse, otros no y otros siguen esperando.

Los dirigentes del MAS, consultados sobre el asunto, siempre han respondido que “no vamos a hacer de la noche a la mañana lo que los partidos neoliberales no pudieron hacer en 20 o 30 años”.

NUEVAS IDEAS
En los últimos diez años, el aporte del MAS a la generación de nuevos proyectos visionarios fue escasa. Se concentró en intentar concretar las demandas pendientes y, aparentemente, se olvidó de pensar otras posibilidades para la región. Uno de los pocos ejemplos del MAS, el proyecto de la senadora Nélida Sifuentes, que quiere convertir a Sucre en un productor de conocimiento y tecnología.

LA AGENDA DE EVO
El presidente Evo Morales, poco antes del referéndum del 21 de febrero pasado, ofreció a Chuquisaca una inversión de $us 2.330 millones en diversas áreas. La lista de Evo también incluye algunos proyectos de la “eterna” Agenda Regional de Chuquisaca, como el proyecto Sucre III o la Diagonal Jaime Mendoza. También incluye otros viejos proyectos como El Carrizal. Todo eso, diez años después.

El MAS decidió concentrarse en adelante en la agenda que fijó el Presidente para Chuquisaca, que incluye otros proyectos nuevos como el teleférico para Sucre, el aeropuerto en Culpina y el hospital de tercer nivel.

El partido cree que esa es la ruta que la región debe seguir.