Sucre con alto fervor cívico

CORREO DEL SUR

La autoridades también participaron del Te Deum celebrado en la Catedral.
Una de las 13 ofrendas florales depositadas ayer en la Casa de la Libertad.
Las principales autoridades de la región izan las banderas.

La Capital del Estado volvió ayer a ser el centro del civismo nacional. O, por lo menos, eso es lo que intentaron transmitir las autoridades que decidieron quedarse en Sucre para rendirle su homenaje a los líderes de la Independencia de la Patria, incluido el magistrado Gualberto Cusi, quien se animó, incluso, a insinuar que la celebración de Oruro fue “política” y no “cívica”, como la que tuvo lugar en Sucre.
“Estamos acá, precisamente, por respecto a esta ciudad, tan histórica, tan importante, como es Sucre, pero, fundamentalmente, para sumarnos a las actividades patrióticas y cívicas. Y no estoy en Oruro, porque allá, quizás (lo que va a tener lugar) es un acto más político (que cívico)”, declaró Cusi, tras su paso por el frontis de la Casa de Libertad, con la columna de funcionarios del Tribunal Constitucional que rindió ayer su homenaje al 187 aniversario de independencia de Bolivia.

¿Los otros magistrados viajaron a un acto político? “Bueno, yo no quisiera opinar sobre el tema, pero yo estoy acá, como decía, por respeto, por amor a esta ciudad, tan importante, como es Sucre”, se explicó Cusi. ¿Se puede hablar de alguna vinculación política? “Allá (tendrá lugar) un acto más político (que cívico)”, dijo. “Se podría interpretar así”, añadió después, a insistencia de un periodista.
Sea o no así, las autoridades chuquisaqueñas se esforzaron ayer en que la celebración de Sucre tuviera el más alto fervor cívico que cualquiera en el país.
El propio gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, se encargó de transmitir ese mensaje en su breve encuentro con los periodistas.
“Todos debemos enmarcarnos en la unidad del país, en un trabajo de desarrollo de pueblo boliviano. Cuando un pueblo es unido en la diversidad, es fácil construir y avanzar, dentro del proceso de cambio que lleva adelante el presidente Evo Morales. Por eso, hoy día debiéramos despojarnos de las diferencias ideológicas que tenemos. Nuestro mensaje es de unidad y de construir un Estado Plurinacional en la diversidad”, declaró.

MIRAR AL 2025
El alcalde de Sucre, Moisés Torres, por su parte, destacó la sesión de honor que tuvo lugar la noche del domingo en la Casa de la Libertad y dijo que los “actos centrales” tuvieron lugar en Sucre. Llamó, de paso, a poner la mirada en la celebración del bicentenario de Bolivia, que tendrá lugar en el 2025.
“La Capital debe ir preparándose para una adecuada conmemoración (de bicentenario). Debiéramos ir preparándonos, para que esos actos importantes, los hagamos con todo el fervor cívico”, dijo Torres, dando a entender que Sucre debe ser el centro de la celebración ese año.

TODOS JUNTOS
La institucionalidad chuquisaqueña, en su totalidad, podría decirse, se plantó la mañana de ayer en el frontis de la Casa de la Libertad para entonar el Himno Nacional y depositar, a través de las autoridades correspondientes, las ofrendas florales que se acostumbran cada 6 de Agosto. Fueron depositadas 13 ofrendas florales en total, y, después de mucho tiempo, se vio a las autoridades más representativas de la región –opositores y oficialistas– juntas participando de una misma ceremonia. “Da alegría, da más fuerza, que todos hayan participado”, dijo, con tino, el Gobernador. Estuvieron las cabezas, claro, excepto del Poder Judicial.

TE DEUM
No hubo ceremonia interreligiosa en Sucre. La ceremonia religiosa central, la única, tuvo lugar en la Catedral Metropolitana, que fue oficiada por el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Pérez, a donde también asistieron las autoridades políticas más importantes del Departamento.
“Venerar y amar a la Patria es mucho más que participar en actos cívicos o religiosos; es mucho más que cantar con fervor nuestro himno o izar con gran reverencia nuestros símbolos patrios y las banderas; es defender la vida, el supremo regalo del Dios de la vida; es defender ecológicamente nuestros recursos naturales; es administrar y gobernar con honradez; es practicar la justicia en favor de todos, sobre todo, de aquellos que no tienen con qué pagarla”, fue el mensaje central de monseñor Jesús Pérez, quien recordó que la Iglesia Católica también celebraba ayer la “fiesta de la transfiguración de Jesucristo”.