Abren camino que vinculará nuevo aeropuerto con Potosí

CORREO DEL SUR

La apertura del camino se realiza en medio del bullico de la maquinaria y de las estruendosas explosiones de dinamita.

Mario Vallejos y tres de sus compañeros, a los que su jefe llama cariñosamente “terroristas”, encienden la mecha y se alejan lentamente del lugar, como si nada fuera a pasar. Dentro de unos segundos, explosionarán 25 kilos de nitrato y otro tanto de dinamita, y a ellos parece no preocuparles. Los periodistas esperan expectantes a ver la detonación. De pronto, se escuchan una serie de estruendos, vuelan por los aires rocas despedazadas y se forma una inmensa nube de polvo, que cubre casi todo. Se trata de la apertura del camino Alcantarí-Puente Méndez, que vinculará al futuro aeropuerto de Alcantarí con el Departamento de Potosí.
Ayer tuvo lugar una inspección a las obras, en el kilómetro siete, situado a unos 3.500 metros sobre el nivel del mar, desde donde se puede ver el Rio Pilcomayo y la carretera Sucre-Potosí. Ya no falta mucho. Según la información que ofreció en el lugar el director del Servicio Departamental de Caminos (SEDCAM), José Lambertín, el avance físico alcanza al 60%. Es decir, el camino, que tendrá una extensión total de 12,6 kilómetros, ya tiene 7,4 kilómetros avanzados.

La apertura del camino se realiza en medio del bullico de la maquinaria y de las estruendosas explosiones de dinamita.

Desde ese lugar, a donde llegó la presidenta de la Brigada de Asambleístas Plurinacionales de Chuquisaca, Nélida Sifuentes, acompañada de un equipo de ingenieros del SEDCAM, la ejecutora de la obra, dirigentes provinciales y un grupo de periodistas, por iniciativa del Gobierno Departamental, se pudo constatar que la apertura de la vía, que era reclamada por la constructora CONVISA, la empresa que se encarga de la construcción del futuro aeropuerto de Alcantarí, registra intensa actividad. No sólo se ve polvo por todos lados, producto del movimiento de tierras, sino obreros y maquinaria pesada ejecutando tareas de mucho peligro.
Las obras iniciaron eatre julio y agosto del año pasado, según Lambertín. Hasta diciembre de 2011, los obreros apenas habían logrado avanzar 1,8 kilómetros, desde el punto inicial del tramo, que se sitúa en la comunidad de Concepción, distante a unos 20 kilómetros de Alcantarí. Hasta ese entonces, se habían invertido Bs 2,8 millones en el camino. La realidad, ayer, era otra: 7,4 kilómetros avanzados, en apenas seis meses. Así lo constató la larga caravana de vehículos de la Gobernación y el SEDCAM que recorrió el tramo. Cuando los tractores lleguen a Puente Méndez y

completen los 12,6 kilómetros, se habrán invertido otros Bs 10 millones, lo que significa que la apertura del camino costará en total Bs 12,8 millones.

Sifuentes declara a periodistas

Lambertín dijo que la plataforma será cubierta con ripio y sometida a un periodo de compactación, posteriormente.
El ancho del camino es de siete metros y la plataforma tiene una extensión de cinco metros. “Está siendo ejecutado el camino de acuerdo a las normas de la ABC”, resaltó Lambertín. Las pendientes, casi no se notan, gracias a los cortes que hicieron los tractores por medio de algunos cerros.
Una vez que concluya la apertura del camino, vendrá la segunda fase: la de la construcción de obras de arte y de algunos puentes. Eso significa que el camino demandará una inversión total de Bs 26 millones, según anticipó Lambertín.
Por ahora, su equipo de obreros e ingenieros se encuentran en el kilómetro siete de la vía, donde también están trabajando un par de los nuevos tractores que adquirió el año pasado la Gobernación. “El trabajo es de mucho riesgo y hay mucho polvo, pero ya estamos acostumbrados”, contó Mario Vallejos, uno de los miembros del equipo que se encarga de preparar los explosivos para destruir roca. ¿Cómo calculan el tiempo para que la explosión no les alcance?, le preguntaron ayer los periodistas. “Depende del largo de la mecha. El que hemos puesto, duraba siete minutos”, respondió, todo polvoriento.
En ese lugar, alejado casi de todo, la camaradería es ley, ya que los obreros e ingenieros permanecen largos periodos de tiempo trabajando alejados de su familia.

PARA QUÉ
EL CAMINO
El camino Alcantarí-Puente Méndez, inicialmente, servirá para ayudar en la construcción de la primera fase del futuro aeropuerto de Alcantarí. La empresa que está a cargo, Convisa, utilizará la vía para transportar materiales y todo lo que haga falta.
También resultarán beneficiadas, las comunidades que se encuentran en la zona, a parte de la comunidad Concepción.
La vía también será utilizada por las empresas que se dedican a la explotación de recursos áridos. En el Río Pilcomayo, actualmente, operan algunas empresas, que utilizan la carretera Sucre-Potosí para llegar a Sucre. En los próximos años, se calcula que la actividad crecerá en el Pilcomayo, lo que significa que habrá mayor tráfico de carga. El camino Alcantarí-Puente Méndez les permitirá, por lo menos, ahorrar media hora de viaje.
Y, finalmente, vinculará al futuro aeropuerto de Alcantarí con el Departamento de Potosí.
La meta final, según explicó Lambertín, es transferir la vía a la ABC para que la misma forme parte de la red fundamental.

Hay 5 por ciento de avance en el movimiento de tierras para Alcantarí

La caravana que recorrió ayer parte de lo que será el camino Alcantarí-Puente Méndez también aprovechó para visitar el campamento de la empresa CONVISA, la empresa que se encarga de la construcción del futuro Aeropuerto de Alcantarí. Allí, el coordinador nacional de aeropuertos del Ministerio de Obras Públicas, Fernando Rada, informó que el avance en el movimiento tierras alcanza, a la fecha, a un 5%.
“Es el ítem más importante de esta obra. Prácticamente, se va a llevar un 40% del presupuesto. Son 3 billones de metros cúbicos que se va a mover, y hemos empezado por el lado sur, con las excavaciones. Vamos a proseguir con el relleno de las quebradas que tenemos. Son unos 10 metros de relleno que tenemos que hacer”, detalló.
Según Rada, el movimiento de tierras terminará en diciembre de este año. Es decir, toda la plataforma de la pista, que tendrá una extensión de 3.600 metros de longitud. Luego, en el 2013, vendrán las obras civiles, es decir, la construcción de las terminales, las torres de control y las obras complementarias.
“Este aeropuerto, en su primera etapa, no necesita más de 3.600 metros de pista, y la terminal, unos 5.600 metros cuadrados de construcción. Eso va a satisfacer la demanda inicial, pero está previsto crecer hasta llegar a los 4.000 metros de pista y tener una terminal con 7.000 metros cuadrados construidos”, explicó Rada.
En el lugar, se encuentran trabajando unas 80 personas, entre obreros y personal técnico, y unos 25 equipos pesados. Hoy, otro frente de trabajo entrará en acción, lo que significa que el número se incrementará, según explicó Rada.
El funcionario dijo que la longitud de la pista tiene que ver con la altura en la que se encuentra un aeropuerto. Alcantarí se encuentra a 3.100 metros de altura. Su longitud, por lo tanto, es la correcta. “El aeropuerto de La Paz está a 4.000 metros de altitud y tiene 4.000 metros de pista”, señaló.
Según lo que se pudo ver ayer, CONVISA consiguió intervenir una buena parte de lo que será la futura pista del aeropuerto.