Brigada chuquisaqueña tramitará un proyecto de ley para dotar de terreno al centro de educación alternativa Jorge Cabrera Acuña será tramitado por la Brigada de Asambleístas Plurinacionales de Chuquisaca

Correo del Sur. -Un proyecto de ley para dotar de terreno al centro de educación alternativa Jorge Cabrera Acuña será tramitado por la Brigada de Asambleístas Plurinacionales de Chuquisaca, según informó su presidenta, Nélida Sifuentes. Si eso prospera, el centro educativo podrá contar con infraestructura propia dentro de un año.

La noticia se conoció anoche, en la reunión que convocó la directora Distrital de Sucre, María del Carmen Aima, para discutir el conflicto en el que se enfrascaron las cuatro unidades educativas que funcionan en el Colegio Mariano Serrano, por la falta de infraestructura.

Si el proyecto de ley tiene éxito –lo que casi es seguro–, el terreno que se identificó para el Jorge Cabrera Acuña podría estar disponible dentro de un mes. Según explicó Sifuentes, se requiere la ley porque el terreno identificado corresponde a área verde.

Una vez que eso ocurra, la Alcaldía podrá inscribir recursos en el segundo reformulado de su presupuesto para el estudio a diseño final y la construcción de la obra. Esa posibilidad, sin embargo, se constituye en una solución a largo plazo al conflicto que mantienen las unidades educativas que funcionan en el Colegio José Mariano Serrano.
Mientas tanto, según las propuestas que se escucharon ayer, los estudiantes del Jorge Cabrera Acuña podrían ser trasladados a la escuela Victorino Vega. La otra opción es devolverlos al Colegio Zudáñez, de donde salieron hace mucho, una vez que se concluya la infraestructura que se está construyendo en el lugar. La decisión está en manos de los directores y juntas educativas de padres de familia de las unidades educativas A, B y C, y también en las del Jorge Cabrera.

Anoche, todavía seguían debatiendo el asunto. El conflicto surgió, luego de que padres de familia de los estudiantes de los turnos A y B pusieran candado al Colegio Mariano Serrano para impedir que los estudiantes del Cabrera Acuña pasen clases, situación que degeneró agresiones, hace tres días.

El fiscal de Distrito, Weimar Guzmán, quien fue invitado a la reunión, advirtió ayer que poner candados a las unidades educativas e impedir el derecho al trabajo y a la educación es un delito, por lo que pidió consensuar una salida amigable para no lamentar consecuencias jurídicas.
En tanto, el jueves y ayer, viernes, los estudiantes del colegio nocturno pasaron clases normalmente.