Gobierno pagará costo de Sasanta-Yurubamba

Correo del Sur.- Elapas y sus usuarios ya pueden ir despreocupándose por el financiamiento para el proyecto de agua potable Sucre III Sasanta-Yurubamba. Ni Elapas tendrá que pagarlo ni sus usuarios verán incrementada la tarifa que pagan por el servicio. El Gobierno se hará cargo de financiar, en su totalidad, cueste lo que cueste, la construcción del Sucre III. Así lo aseguraron ayer fuentes de la Brigada de Asambleístas de Chuquisaca.
Hasta hace poco, lo que se conocía respecto al Sucre III, es que el financiamiento debía pagarlo Elapas, es decir, sus usuarios. Ya no será así, según confirmó ayer la presidenta de la Brigada de Asambleístas Plurinacionales de Chuquisaca, Nélida Sifuentes.
Así está escrito también en el informe semestral de la Directiva de la Brigada sobre la Agenda Regional 2011, que fue presentada ayer a los medios de comunicación. “El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, ratifica la disponibilidad de 10 millones de euros para encarar la ejecución del Proyecto de Agua Potable (…), denominado Sasanta-Yurubamba (…). El financiamiento, en su integridad, será cubierto por el Gobierno del presidente Evo Morales Ayma, por lo que no (lo) pagarán los habitantes de la ciudad de Sucre, a través del incremento de tarifas, como ocurrió en el pasado, con los proyectos de agua potable Sucre I y Sucre II”.
La situación financiera de Elapas no da para un crédito semejante. Ayer, lo ratificó el propio gerente de la empresa, Gonzalo Tirado. “Nosotros no somos sujetos de crédito”, sentenció. Así las cosas, hubiera sido difícil, sino imposible, que Elapas se haga cargo del mismo.
“Una vez que se termine (de elaborar) el proyecto de prefactibilidad, por supuesto, nuestro Gobierno va a cubrir todo. No se le va a cargar tarifas a los beneficiarios, como antes. Si (el proyecto) es factible, (el proyecto) va a ser un regalo grande del Gobierno para el departamento de Chuquisaca”, resaltó Sifuentes.

ESTUDIO
Actualmente, está en plena ejecución la elaboración del estudio a diseño final del Sucre III, que está a cargo de la empresa alemana GITEC, y en el que se están invirtiendo unos 700 mil euros, que son producto de una donación de la cooperación alemana, la misma que comprometió un crédito de 10 millones de euros para la construcción del proyecto, y la cooperación japonesa, un monto similar.